Más allá de la ambición.

Narada, el gran místico hindú, iba a ver a Dios. Tocando su veena pasó a través de un bosque y encontró a un sabio muy anciano sentado bajo un árbol.
El viejo sabio dijo: “Por favor, pregúntale a Dios una cosa de mi parte: durante tres vidas he estado haciendo toda clase de sacrificios y esfuerzos, ¿cuánto más me hace falta? ¿cuándo voy a liberarme?”…Narada se rió y dijo: “Está bien”.
Continuar leyendo “Más allá de la ambición.”

El abuelo meditante. Capítulo 3 (Parte 1)

 

-Lo primero es parar. -Le dijo Andrés.-
-Ya estoy parado agüelo.-Se impacientó el nieto ante la obviedad.- ¡Vamos a ser serios!
-¡Anda el mico por dónde me sale!
-¡No soy un mico soy un niño, y ya tengo ocho años!
-¡Por Dios, claro, se me olvidaba!¡Pues yo tengo 8×8 tus años listillo!
-Que son…
-Cuando te aprendas las tablas lo sabrás.
-¡Es que es la del ocho!
-¿Ves cómo no paras?
-¡Si estoy quieto! -Se quejó el niño.-
-Parar no es solo estar quieto Carlitos. -Dulcificó el abuelo su tono.- No solo hay que parar el cuerpo, también hay que parar la cabeza.
-… -Y antes de que el niño pudiera responder el abuelo añadió:- Continuar leyendo “El abuelo meditante. Capítulo 3 (Parte 1)”